Qué intereses se esconden tras el nuevo “desorden” mundial (Video)

12 Jun, 2020

Los últimos acontecimientos parecen marcar el comienzo de una nueva era para la geopolítica internacional. Estamos ante un nuevo orden mundial. Para algunos, un nuevo «desorden« mundial.

Valerie Bugault es Doctora en Derecho en la Universidad de París, exabogada fiscal y analista en geopolítica legal y económica, y analiza desde el libro “Causas ocultas del desorden mundial” las posibles soluciones políticas para cambiar el estancamiento monetario y financiero que está sufriendo el mundo, llevándonos a un colapso que está generando extrema pobreza y esclavos capitalistas.

La idea de la democracia en sí, como todos los restos de ideas societarias y económicas es muy buena en la teoría, pero estamos viendo cómo todo el sistema se ha podrido, dando paso a una quimera que enriquece a una élite mundial cada vez más pequeña y concentrada.

En este libro, se analizan los sistemas legales, institucionales, económicos y monetarios que pueden ayudarnos a comprender la realidad que se oculta tras el poder actual.

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que la mayoría de estados son meros estamentos vacíos, sin ninguna legitimidad política, y sin autonomía ni soberanía.

Un Estado no puede tomar ningún tipo de decisión económica, como sería el de devaluar su propia moneda frente a una recesión, sencillamente porque no tiene autoridad para hacerlo.

Desgraciadamente, cada día tenemos menos claros la separación de poderes en los estados democráticos. La justicia ha ido cediendo ante los intereses económicos, y los intereses militares se fusionan con la economía, inventando guerras por meros intereses estratégicos y monetarios.

La democracia actual no representa los intereses de la población, sino los intereses de quienes financian las campañas electorales, y por ende, los partidos políticos que ostentan el poder.

En resumidas cuentas, los políticos que observamos cada día en los medios informativos son meros títeres trabajando a las órdenes del capital.

Con esta simple reflexión seguro que no nos extraña la toma de algunas decisiones durante esta pandemia, como la brillante idea de abrir hoteles y restaurantes con escasos controles, y sin embargo, empezar automáticamente a reducir a la mínima expresión el presupuesto en educación, y no saber exactamente cómo van a volver los niños al colegio.

¿Será que cuanto menos pensemos más manipulables somos?

Los partidos políticos buscas adeptos incondicionales que se partan la cara por ellos sin analizar realmente si lo que sale de su boca es compatible con sus actuaciones.

La mayoría de las veces, sin coherencia ninguna. Pero cuantos más adeptos, y más convincentes sus campañas, más borregos que no se cuestionan nada.

Estos todopoderosos directores, para escapar de toda responsabilidad, se esconden detrás de estos títeres políticos, que son meros bufones, y el anonimato del Capital.

En este caso hablamos de grandes tenedores de Capital, que se esconden en sus sedes y esconden su capacidad de mando en paraísos fiscales, que han crecido como setas en todo el mundo.

En resumidas cuentas, son las mafias tenedoras de esos grandes capitales las que dominan nuestras democracias, y por ende, medios informativos, poderes del Estado, liquidez gubernamental…

Su perro de presa es la banca, que han desarrollado un arquetipo de sociedad sin ningún tipo de moralidad, sólo regido por el derecho comercial.

Esto corresponde a una especie de tela de araña que se ha ido construyendo con su poder, a lo largo de siglos, ejerciendo el poder total sobre el dinero, y por ende, fabricando leyes a su servicio.

Esto es sencillamente un modelo basado en la depredación, que se inició en el s. XVIII y que a lo largo del XIX, y más concretamente en el s. XX experimentó una aceleración significativa.

El modelo imperialista no ha dejado nunca de dominarnos, llevándonos a todos hacia una esclavitud legal, y global. Los grandes capitales y los grandes bancos, ya no se esconden, bautizando toda esta “nueva normalidad” como “nuevo orden mundial”.

Lo que se estaba cociendo ya en el S. XVIII nos ha acaba de estallar en la cara a través de esta oportuna pandemia, en la que nos han cambiado la “normalidad” sin que nos cuestionemos, nada, porque se supone que es todo por nuestro bien, y cuanto más miedo tengamos, menos cosas nos cuestionamos.

La liquidez de Estados como el español ha quedado totalmente en entredicho, y quien piense un poco, se puede dar cuenta, con pavor, lo frágil que somos ante esta sociedad de depredadores a los que no les importamos nada.

Tan sólo somos consumidores que sostienen sus chiringuitos y manos de obra barata.

Para la doctora Bugault, la globalización no es más que una trampa para anular la capacidad de decisión de Estados independientes, instaurando un Estado escondido en la sombra, pero que mueve el gran capital. Sin nombres, todo escondido tras una sombra de la que no les interesa salir.

En esta nueva “política” u “orden mundial”, han conseguido establecer dos formas de poder dentro de los estados. Uno el político, el cual, día a día se desautoriza por él mismo, y otro el financiero, formado por banca independiente.

De esta manera es fácil desligar la responsabilidad política con las decisiones financieras, argumentando que los representantes políticos no ejercen ningún tipo de poder sobre las decisiones bancarias.

Y en gran medida, esto es cierto. Pero no olvidemos que los que realmente ejercen el poder y son capaces de hundir países enteros, son las entidades financieras, y no un partido político.

En este sentido, los «políticos” no son más que meras marionetas y canales para tomadores de decisiones de los que nunca conocemos sus nombres, y que son los principales capitalistas.

Según toda esta exposición, podemos concluir que el sistema en el que vivimos, y del cual somos meros esclavos, es todo un sistema urdido por estos grandes capitalistas (mafias), que después de organizar su irresponsabilidad política, mediante el establecimiento de reformas específicas, han podido organizar sus propias reglas del juego, tanto en el campo económico como en el financiero, hacia una dirección que sólo sirve a sus intereses exclusivamente.

Toda la riqueza de la tierra, cada día se concentra en menos manos, sometiendo el resto a la falta de futuro y a la pobreza. Pero no somos borregos del todo, como ellos piensan.

Esta descarada falta de principios, de liquidez y de seguridad judicial, junto con la inseguridad añadida de esta reciente pandemia, ya está generando graves disturbios sociales.

Cualquier excusa será buena para salir a la calle y agredir a cualquiera que consideremos que puede ser una amenaza para nuestra supervivencia o modus vivendi.

Tenemos que añadir la falta de liderazgo político mundial, en el cual, la mayoría de los intereses ciudadanos no se ven reflejados, generando desconcierto e inseguridad. Un caldo de cultivo que no augura un futuro nada esperanzador.

Los representantes políticos, incapaces y necios, huyen de estos conflictos, no sabiendo tomar decisiones correctas y equitativas, recordemos que no están puestos ahí para ello.

Muestra de ello es que Trump ha acabado recluido en su búnker de la Casablanca ante los disturbios raciales que está viviendo Estados Unidos.

Valerie Bugault incluso dice claramente que el Brexit es una maniobra de los banqueros financieros de Londres para restaurar y liderar el cambio de moneda mundial.

En el momento en el que lo mascaron todo, intentando que el dólar no perdiese su hegemonía mundial, generando una alianza anglosajona. Pero no contaban con que el sistema financiero Chino estaría al acecho para aparecer como un salvador de Europa tras la pandemia.

Ahora mismo, China está empezando a ser atacada de nuevo, ya que a esta nueva alianza anglosajona no le conviene que le Dragón dormido le coma la tostada.

Precisamente, generando hostilidad entre la población, se puede conseguir el odio hacia ciertas nacionalidades o productos, vetando su entrada en algunos mercados sin necesidad de tocar siquiera el sistema arancelario.

Y esto es extensible a todos los estamentos internacionales, tanto el FMI, como la OMS, la OTAN… Están todos interconectados y al servicio de este Nuevo Orden Mundial, con sede en Londres, y que está moviendo los hilos del mundo.

Su objetivo final, es crear un gobierno global que ya no tenga que esconderse y que tome las decisiones a su parecer. Y ahora lo tiene mejor que nunca, ya que muchos estados se encuentran en la más completa ruina después de este parón mundial de la economía.

Muchos de ellos van a verse obligados a acudir, en nuestro caso, al Banco Central Europeo a pedir liquidez y rescates, pagando un precio que, igual no tiene porqué ser en metálico…

Es más probable que ese precio ahora se base en rendir pleitesía a quienes ya eran los amos del mundo, esa pequeña mafia que ostenta casi toda la riqueza mundial.

VER TAMBIÉN ▶ Avistamientos OVNI y fenómenos extraños en el EVA-4: entrevista a un militar

REDACCIÓN: Ana Escudero Satorres

Sitios Recomendados

Relacionado

Hiperbórea: «Los secretos de una civilización de otro mundo»

Hiperbórea: «Los secretos de una civilización de otro mundo»

Aún existen muchos enigmas en la Tierra que la ciencia no ha podido resolver. Por ello, han comenzado a buscar rastros de una de las civilizaciones más antiguas; Hiperbórea. Durante siglos, científicos han buscado pistas sobre el continente Hiperbórea. Hiperbórea es...

Astronauta antes de morir: «los aliens vinieron para impedir la guerra»

Astronauta antes de morir: «los aliens vinieron para impedir la guerra»

¿Has oído hablar sobre Edgar Mitchell? Un astronauta de la NASA, que además fue el sexto hombre en pisar la Luna en la misión del Apolo 14 en 1971. Fue él quien piloteó el módulo lunar Antares que trajo 40 kilos de rocas lunares para analizar en Tierra. Tras jubilarse...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Manténte informado de las últimas novedades sobre UFO SPAIN

Acceso a Contenido Premium

Obtén acceso privilegiado a nuestro contenido Premium y más beneficios suscribiéndote en nuestro blog.

Síguenos

Únete a nuestra comunidad en nuestras redes sociales.

Close